“Spleeter” una herramienta para el análisis musical y pesadilla para el copyright

Normalmente detalles mínimos y casi inescuchables son los que se esconden por debajo de una muy buena mezcla de sonido. Al crear canciones y grabarlas, las peculiaridades de cada instrumento se vuelven imperceptibles por el oído humano.

Imagínense poder desmenuzar las canciones para percibir su sonoridad más limpia, definida y prestarle total atención a un instrumento en específico.

En donde pudieras analizar por partes “Comfortably Numb“. Profundizar en la penetrante voz de de David Gilmour; El bajo de Roger Waters conduciendo sobre sus cuerdas toda la melodía del tema; los deslumbrantes y mágicos solos de guitarra. En donde se distinguiría el sonido más sincero y al desnudo en la ejecución de los instrumentos.

Eso es lo que nos ofrece Spleeter, una herramienta que te permite separar las fuentes de una canción. Desarrollada y lanzada por la aplicación musical Deezer a finales del año pasado. Usa un proceso que te ofrece dividir un archivo de audio de cualquier canción en cuanto niveles de sonido, aislando instrumentos particulares, es decir; bajo, batería, guitarra, voz.

Esta separación de fuentes permitirá que aquellos que deseen utilizar alguna instrumentación en específico puedan hacerlo, desde DJ’s hasta aquellos melómanos y melómanas, siendo un software muy accesible para el público. Ofreciendo una gran flexibilidad para los músicos de reutilizar material valioso, que puede ir desde el estudio de cierta pieza hasta la creación de nuevo material musical.