La verdad en Padre Nuestro

Ahora que ya nadie habla de Padre Nuestro, es hora de que nosotros hablemos de éste gran tema que forma parte del cuarto álbum de José Madero, Psalmos.

La primera vez que se escuchó esta canción, la reacción de muchas personas era la misma, se pensaba que José estaba haciendo una declaración de odio a la religión, al padre nuestro, incluso pudimos ver a las señoras escandalizándose porque “ese muchachito es satánico”. Pero piénsenlo, era necesario que alguien hiciera una canción así y quién mejor que una persona que nació y creció en uno de los estados más conservadores de la República Mexicana. 

Antes de entrar con la canción, es necesario poner algunas cosas en contexto: José Madero es originario de Monterrey, Nuevo León; allá donde la carne asada es sagrada y donde las señoras exigen que se cancele un show de rock por ser “del diablo”. La infancia del cantautor la vivió muchos años en un colegio católico, en donde, como él menciona, sentía que “oprimían nuestros sueños para encontrar la vocación, era muy opresor el sistema educacional”. Para él, ese colegio priorizaba  la enseñanza religiosa por sobre cosas tan esenciales como la gramática. 

Oh, mis sueños viste romperse en el suelo

Oh, sigo esperando consuelo

Si creciste en un ambiente religioso sabes de antemano lo frustrante que puede llegar a ser que tus sueños, ideales o pensamientos sean aplastados bajo el reclamo de que eso no es lo que Dios quiere, o que va contra él. 

A diferencia del álbum de Pxndx, Poetics, la espiritualidad de este álbum no fue planeada, sin embargo surgió esta joya con esta misma temática religiosa. 

José habla de que en algún momento de su vida cuando se sentía desesperado, frágil y buscaba ayuda precisamente con Dios, ese fue el momento en el que se sentía aún peor al no recibir esa ayuda divina que tanto necesitaba. 

Esto podría verse reflejado en el primer verso de la canción:

Me dejaste plantado otra vez, acordamos vernos en el templo. Me dijiste “todo va a estar bien”, mas no se acaban los contratiempos. Me mentiste mucho más de diez, tus promesas jamás fueron hechos. 

Y más adelante escuchamos la frase más desgarradora de la canción: Ya me cansé de que seas mi juez, que mis plegarias regresen en cero. 

Porque es cierto, muchas veces se pide con tanto deseo que las cosas cambien, poniendo la fe al máximo y simplemente no ocurre nada. 

Una muestra de rebeldía, de enojo para con el ser supremo, como le llama Madero viene en seguida, con una frase en la que dice: 

Me adiestraron desde mi niñez, mas creo que abajo está el verdadero. 

¿Por qué usar la palabra adiestramiento? Probablemente porque no puede usarse una palabra más correcta para esto. Al igual que adiestras a tus mascotas, desde que nacen y obviamente sin su consentimiento, obligándolo a ser como tú quieres, a tu imagen y semejanza, es lo que hacen las familias con los niños y la religión, obligándolos a tomar una doctrina con la que ni siquiera saben si están de acuerdo o no, porque no se les cuestiona, simplemente se les impone creencias. 

Es curioso ver que muchas de las personas que hoy son no creyentes hayan pasado la mayor parte de su vida inmersos en una religión en la que no creían sólo por no contradecir a su familia. O, por otro lado podemos ver que también influye el contexto: José Madero viniendo de Nuevo León, que como ya se mencionó, es un estado conservador. Como otro ejemplo tenemos a Matty Healy de The 1975, quien es de Reino Unido, ¿qué se puede decir de Reino Unido? Incluso siguen teniendo una monarquía que se rige por la religión católica. Esto resultó en If I Believe You, una canción que cuestiona tanto estas creencias. 

Definitivamente Padre Nuestro invita a pensar y a reevaluar la manera en la que se fue educado y en la que, si es el caso, se educará a la descendencia. 

Escucha la canción y ve el video. Coméntanos tus conclusiones.

Recuerda que José Madero se va a presentar este 29 de febrero en el Pepsi Center WTC con su tour Psalmos 19:20 a las 21:00 hrs. Los boletos están a la venta en Ticketmaster desde $550 hasta $1500 mas cargo por servicios y sin cargos en la taquilla del Pepsi Center.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .