Ska-P: Game Over o el último nivel

Lejos ha quedado aquel año de 1996, en que Ska-P lanzó el tema “El vals del obrero” como uno de los cortes más representativos no sólo de la década de los noventa en Iberoamérica, sino  de la ola ska-punk. Desde entonces, la banda española integrada por Roberto Gañán, Ricardo Delgado, Javier Amado, César Sánchez, Miguel García, Garikoitz Badiola, Alberto Iriondo y Eloi Yebra ha mantenido una carrera constante, manufacturando ritmos que combinan la violencia del punk con marchas bailables y estrambóticas, sumados a una postura política de extrema izquierda.

Hoy en día Ska-P se sigue asociando como una de las agrupaciones más icónicas en el orbe musical en español. No es para menos, después de todo tras más de dos décadas han dado mucho de qué hablar y ahora lo vuelven a hacer con su última placa Game Over, a la cual le hemos otorgado el beneficio de la duda y destacamos de nueva cuenta algunos de sus aciertos.

Este proyecto, encabezado por Gañán Ojea (Pulpul) ha logrado madurar con el paso de los años, mas no evolucionar en una dirección que los parte de la misma fórmula que los ha puesto en circulación álbum tras álbum. Lo que sí podemos reconocer es que jamás perderán su estatus de leyenda al recrear, mientras se los permita su público, viejas glorias cuando todo fluía de maravilla.

Como sus álbumes hermanos, el conjunto de temas que integran a Game Over se caracteriza por el vigor de su discurso, en sintonía con las causas sociales que cuestionaban el orden establecido. Cada uno de los temas que Ska-P compusieron para esta placa son una prueba de que la genialidad, cuando se encuentra arraigada en lo más profundo de los orígenes, perdura en el tiempo. La ausencia de propuestas frescas en el terreno musical de la música ska durante años termina siendo algo meramente referencial, lo que sí es que estamos ante a una placa que continúa con lo iniciado en Ska-P (1994) y El vals del obrero (1996), sin alimentarse de alguna corriente musical en particular, lo que hace de su sonido algo único, engendrado totalmente en el fondo de cada neurona de sus autores.

En el tema que principio al disco, “A chitón”, descubrimos el espíritu de aquellos visionarios, pasmados por la agresividad de la década de los noventa, mientras que “No lo volveré a hacer más” nos pone frente a frente con la sensatez de los creadores de temas como “Welcome to hell” o “Canto a la rebelión”. Para cuando llegamos a “Jaque al rey” es difícil no volver de nuevo a principios del milenio, cuando “Planeta Eskoria”, regía la radio.

En lo personal, no dudo que con el título de este álbum, Game Over,  lo que buscan dar a entender sea por una parte su carta de despedida para decirle al mundo que dejarán de seguir resistiendo al pasar la batuta a la nueva camada de jóvenes músicos que pongan de relieve las nuevas preocupaciones sociales de este milenio, caracterizadas por las luchas sociales de los jóvenes, el feminismo, las relaciones a través de las redes sociales, el desempleo masivo propio de estos tiempos y un sinfín de repercusiones en las venideras formas de organización social.

GatoLopezLaLuchaContinua.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .