Los Pachucos y el Kumbala se vuelven a encontrar

El día 2 de noviembre se celebra el día de muertos en México, festividad que nos hace recordar a nuestros difuntos y enardecer la idea que existe una vida después de la muerte, motivo por el cual, el conjunto originario de la CDMX estableció que su concierto fuera en un día tan importante en el calendario mexicano (pero no tan bueno para las taquillas).

En la Arena Ciudad de México se presentó por primera vez “La Maldita Vecindad”, con un poco de retrasó salieron al escenario a llenar de dicha a sus seguidores, los cuales al ser una banda de más de 30 años de trayectoria, son personas que entran en una edad de 25 años en adelante y siendo tan fieles a los ‘pachucos’, se ve que el ente de la cultura reflejada en sus canciones, se ha postergado en las generaciones de los principales fans; lo cual conllevo a una mezcla de padres e hijos bailando un buen ‘Ska’.

El evento comenzó con una ceremonia prehispánica la cual sirvió como un preámbulo a la tónica del concierto, que sería la celebración del día de muertos al estilo pachuco de La Maldita Vecindad, ya que entre cada canción, estructuraron calaveritas que daban una pequeña introducción a la misma.

La esencia del pachuco en “La Maldita” ha llevado a muchas generaciones a adaptar el símbolo del príncipe del barrio en su forma de vestir, por consecuente el ritmo del rock en español y el ska, hacen la mezcla que marcó a la década de los 90’s en México y que en la velada se intensifico cuando se hizo escuchar “Un Gran Circo”, que entablo a que el ritmo guapachoso se sintiera en los pies de los asistentes y derivando a que el recinto se convirtiera en una gran pista de baile; hijos y padres bailando al son de la Maldita fue lo que se convirtió la gran noche del 2 de noviembre.

Para terminar la velada, los éxitos que llevaron a la fama a los pachucos más famosos de México, se hicieron sonar, ‘Pachuco’ fue la primera, que hace recordar a los años de juventud de la banda y sus seguidores, pero cerrando con “Kumabla” la cual resume lo que fue la velada: “un buen danzón y en la pista una pareja se volvió a enamorar”.

Fotos: Cesar Yáñez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .