Referente del final de una época, la de los 60, David Bowie aportó al mundo el cambio de rumbo que necesitaba la música para reinventarse.

En este mes recordamos el hito musical que significó el lanzamiento del primer gran éxito musical  de David Bowie, el camaleón de la cultura pop. Nos referimos a “Space Oditty”, tema que descubre el interés del músico por la exploración de lo inalcanzable, de la relación ambivalente entre el cielo y las estrellas. No por nada, desde su primer apelativo “Starman” hasta el último “Blackstar” es posible entrever tal obsesión.

“Space Oddity” narra el lanzamiento del Major Tom hacia el espacio exterior, personaje de ficción y acaso alter ego de Bowie. Al unisono, el nombre de dicho personaje daría lugar a otra de las múltiples denominaciones del crack  del glamour y estilo de los 70.

Coincidente con la carrera espacial, en particular con la esperada llegada del hombre a la luna, “Space Oddity” se dio a conocer el 11 de julio de 1969, a escasos días del arribó de la misión Apolo 11 a su destino final: el satélite natural, entre el 20 y 21 de julio. A partir de ésta, su segunda placa discográfica homónima, Bowie tomaría la decisión de empujar su carrera musical a nuevos derroteros, más allá del rock psicodélico que por entonces era parte de la escena y de todo elemento hippie propio de la década que estaba por terminar; en consecuencia llevó a otros puertos la cultura y la música populares abriendo brecha a nuevas posibilidades y siendo referencia para las nuevas generaciones de músicos.

images (2)

En nuestro tiempo, uno de los melómanos y jóvenes escritores mexicanos más prolíficos, Carlos Vélazqez, se refiere a “Space Oditty” como

  “una obra que tiende puentes más con la ciencia ficción que con el mundo interior que dominaba la época. Bowie como un producto retorcido salido directamente de una historia de Arthur C. Clark”.

Hasta el momento nadie parece haberse dado cuenta o ha mencionado la curiosa coincidencia entre la edad con la que contaba el ícono, 69 años, al partir de este plano el 11 de enero de 2016 ( 69 años), coincidente con el año (69) que vio el éxito acompañaría a Bowie por casi 50 años, salvo algunos inconvenientes.

Como si se hubiera tratado de un presagio, el principio y fin del creador de himnos para distintas generaciones brillará para los anales de la historia musical como una estrella y más aún como una Blackstar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.