Quisiera darme el gusto de cambiar el título de este texto por: Lee Fields o la última lección de soul. Esto debido a que la experiencia que viví durante la presentación del cantante de 67 años de edad, fue una verdadera cátedra musical que se entremezcló con diversos problemas de audio, los cuales no terminaron por ser un impedimento para derretirnos y estremecernos ante su imponente voz y la maestría musical de la banda.

Durante el segundo día de la Semana Indie Rocks, el baterista Orestes Gomez fue el designado para iniciar con la fiesta. Su proyecto como solista está lleno de sonidos tradicionales de Venezuela e improvisación que hacen de su presentación un verdadero deleite de percusiones y sintetizadores en el escenario. La única situación desfavorable durante su presentación fue la saturación de audio, la cual fue un impedimento para poder disfrutar de su set completo.

Seguido de esto, The Expressions, subió al escenario con una canción instrumental que daría pie a la grandiosa entrada de Lee Fields, quien salió al escenario con un singular saco dorado que reflejaba la luz por todo el foro. La presentación se vio opacada por problemas de audio, pues la voz no se escuchaba, por lo que el público -cada que terminaba una canción- reclamaba con gritos para que subieran el volumen. Fields siguió con su acto, pero tras un par de canciones decidieron hacer una pausa y el equipo del foro instaló un nuevo equipo de audio.

La enorme voz de Fields me deja en claro que el espíritu del soul vive dentro de él y anteriormente se mantenía dentro de Charles Bradley, quien murió en 2017 a causa de cáncer. Ahora esta es la última lección del soul que tendré en mi vida, al menos hasta alguien con la fuerza suficiente baje del trono al gran Lee Fields y nos llene de nueva cuenta con todo el poder de una voz fenomenal.

Su set estuvo lleno de canciones de su última placa publicada en 2019 bajo el título It rains love, además de algunas que ya son un clásico como “Ladies”, “Faithful man” y por su puesto “It Rains love”, en donde hizo a todos corear a todo pulmón. Acompañado con manos en el aire y brincos, el acto de Lee Fields quedará grabado en la memoria para los que pudimos presenciarlo. Una voz prodigiosa y músicos de alto calibre que hicieron una noche amena para hacernos saber que el soul no ha muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.