Sábado por la noche, escenario: Plaza Condesa, músico: Miles Kane. Dos horas antes del evento las personas se encontraban formadas para ingresar al recinto, no eran muchas, pero probablemente son los más fanáticos de entre todos los asistentes. De pie frente a la entrada principal, mientras esperaba, llegaron más personas, probablemente desorientadas en el tiempo porque aunque faltaba aproximadamente una hora para el inicio del concierto y llegaban corriendo.

Una vez dentro me percaté que el lugar no se encontraba lleno (ni siquiera a la mitad de su capacidad), sospeché que no se iba a llenar, pero mi acompañante confiaba firmemente que sí, después nos daríamos cuenta que, efectivamente, habría lugares vacíos en el Plaza esa noche. Probablemente porque muchos compraron boleto para Arctic Monkeys solo para ver a Miles Kane y ya no tenían dinero para su concierto en solitario o porque muchos se encontraban en Monterrey disfrutando el festival Pal Norte. El caso es que, por cualquier motivo, no se llenó.

No pasó mucho tiempo y Charlie Rodd aparece en el escenario, este muchacho regiomontano de música folk consigue agradar al público, los que lo conocen corean sus canciones y los que no escuchan con atención la música que comienza a gustarles. Música con letras románticas y un ritmo folk, eso es nuevo para muchos. Después de 5 o 6 canciones y de un ajuste en el micrófono, Charlie se retira.

Se apagan todas las luces, se ven las siluetas de los músicos que acompañan a Miles y, cuando se prenden las luces, aparece en el escenario el músico británico Miles Kane tocando una guitarra de color rojo interpretando “Silverscreen” (canción perteneciente a su último disco “Coup de Grace”). Salta y corre por todo el escenario, hace gestos, canta con mucha fuerza, Miles emana mucha energía y rápidamente prende a todo el público.

Los aplausos a Miles no se hacen esperar, la gente corea “oe, oe, oe, oeee, Miles Kane, Miles Kane”. Todos en el escenario se entregan a su público, hace una reverencia, sonríe, salta y de pronto comienzan los acordes de “Inhaler”.

La gente no deja de saltar y de corear las canciones, los fanáticos gritan cosas como “te amo, Miles” o “eres el mejor”. Vuela el primer vaso de cerveza y poco después aparece un tipo con una lámpara (de esas de colores que valen 5 pesos) intentando encontrar al responsable, pero jamás lo iba a conseguir (faltó que alguien le dijera que en vez de amenazante y autoritario, hacía el ridículo).

Los vasos de cerveza son pedidos uno tras otro, el Plaza Condesa quiere conseguir mucho más dinero del que ya había obtenido porque la cerveza (además de ser carísima) se servía a tres cuartos de la capacidad del vaso, en ocasiones menos de eso.

Miles hace vibrar la guitarra, tiene una energía sorprendente (como si no hubiera tocado en Pal norte un día antes y no hubiera tomado dos vuelos sumamente agotadores) y aunque sus músicos irradian una energía similar se les nota el cansancio en el rostro.

La chica que toca la batería tiene un vibra increíble, toca muy bien y entrega todo en el escenario, un aplauso para Miles por incluir a las mujeres dentro de su grupo, pero el aplauso más grande se lo lleva ella por la forma en que se apropia de la batería, por la pasión y porque a pesar del cansancio sigue tocando de manera excelsa. Ese es un verdadero Girl Power en la música.

Miles Kane interpreta tres canciones que en lo particular me agradan bastante, con “Loaded” baja un poco la intensidad del público con sus acordes, pero después con “Cry on my Guitar” el público salta y canta como si no hubiera un mañana. “Killing the Joke” es de sus canciones tranquilas y es interpretada con las luces bajas, una chica graba con los ojos llorosos por la emoción que le causa ver en vivo a uno de sus músicos favoritos.

Algo que llama mi atención es que la mayoría de las personas guarda su celular para poder disfrutar el concierto como se debe, ya que en otros eventos las personas ven el evento a través de su celular a pesar de encontrarse en el lugar. El público sigue bailando con cada canción que Miles interpreta. En mis pies se percibe la vibración, estoy en el centro de la fiesta que ha creado el público con los músicos que tienen enfrente.

Con “Colour of the Trap” los asistentes tienen ese momento de relajación, se crea una atmósfera de nostalgia con aquellos acordes suaves que crean el ambiente perfecto para esta noche primaveral, cálida y tranquila en la Ciudad de México.

Una niña de no más de 10 años está en los hombros de su padre, casi hasta adelante del escenario, graba algunas canciones con un teléfono celular, pero lo más sorprendente de todo es que corea la mayoría las canciones interpretadas por Miles, grita, se emociona y con esto queda comprobado que para vivir, emocionarte y vibrar con la música no hay edad, además está el hecho acerca de la música y ese ambiente familiar que debería percibirse con mayor frecuencia en los conciertos.

Llega el momento de “Coup de Grace” (canción que da título a su último álbum de estudio) y después de casi hora y media de concierto tanto los asistentes como Miles y sus músicos siguen tocando, cantando y saltando como si fuera la primera canción, tal parece que esta es una de las canciones favoritas de los fans.

Cuando termina “Coup de Grace” comienzo a caminar a la parte trasera del Plaza Condesa, me percato que el inmueble logró llenarse un poco más de sus tres cuartas partes, me recargo en una mesa y de mi lado derecho hay un grupo de personas con rasgos europeos (pienso que probablemente sean personas que viven aquí y vienen a ver un poco de su cultura musical y a uno de sus artistas favoritos) mi acompañante los mira y al voltear a verla miro su cara de asombro y emoción, me dice que vuelva a mirar a ese pequeño grupo de personas y cuando nos damos cuenta resultan ser los integrantes del grupo The Hives, mi acompañante se puso muy nerviosa, puedo asegurar que en su mente gritó y corrió dando vueltas por la emoción. The Hives se dirigieron a la puerta que da a la zona detrás del escenario y no los volvimos a ver.

Don´t Forget to You Are” fue la canción que emociona aún más al público de lo que ya están, en el coro Miles deja de cantar para que el público sea el verdadero intérprete de la canción. Cantan a todo pulmón, brincan, gritan, antes no lo percibía tanto, pero atrás de todos se siente como el Plaza Condesa brinca con ellos, tiembla y vibra de forma literal. Mi acompañante sorprendida dice que hace mucho el Plaza no retumbaba.

La canción termina, pero los fans no se mueven de su lugar y no dejan de cantar “La, la, la la la, Don´t Forget to You Are”, por ello Miles sale a interpretar la última canción de la noche. El Plaza es testigo de semejante fiesta y con “Come Closer” se despide de la energía de Miles Kane y su banda.

Prenden las luces, Miles agradece, hace una reverencia y se va. La gente sale del inmueble con una gran sonrisa y la cara llena de satisfacción.

Aunque Miles tocó hora y media, todo mundo entiende el cansancio que puede tener, sobre todo porque hoy tocan con Arctic Monkeys en el Foro Sol, en un solo fin de semana tendrán tres conciertos (contando ya el de hoy).

Miles Kane ha sido criticado por su parecido con la música de los Arctic Mokeys y aunque sí existan rasgos parecidos en los acordes, Miles en vivo es muy diferente a lo que escuchamos en sus discos, la manera en que toca la guitarra es increíble, la energía que irradia a los asistentes se contagia de manera muy sencilla, domina el escenario (incluso de manera soberbia) y se entrega a su público, un aplauso para Miles y su equipo por ello.

Afuera del Plaza Condesa se encuentra una hermosa luna en todo su esplendor, ilumina las calles oscuras que sirven de escenario a las personas que caminan para tomar un café, una cerveza, cenar o simplemente ir a casa sintiendo todavía la emoción de haber estado en un concierto que Miles se encargó de hacer inolvidable.

Fotografías por Óscar Villanueva Dorantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.