Tremendo Tulio Tour para chicos, medianos y grandes en el Teatro Metropólitan

La travesía para llegar al show de 31 minutos “Tremendo Tulio Tour” en el Teatro Metropólitan comenzó desde la llegada a la estación Juárez del METRO de la CDMX donde podías encontrarte con padres de familia que llevaban a sus hijos de mínimo 5años de edad para poder ver a sus periodistas favoritos de la televisión.

Como el recinto estaba en la contra esquina del METRO desde que salías de la estación ya se escuchaban comerciantes vendiendo peluches, micrófonos, llaveros y todo tipo de cosas llamativas para los niños que se encontrarán. Que eran bastantes debo aclarar.

Las filas eran constantes aunque había momentos en los cuales los padres se aglomeraban entre las cintas que dividían las filas debido a que uno de ellos había olvidado sacar su boleto de la mochila dónde lo había guardado, pero fuera de eso el mar de personas se movía de forma que no le veías fin al público que estaría presente en la función de la 1 de la tarde.

Cerca de las 12:40 la multitud de pequeños había crecido y sucedía algo muy curioso; la mayoría de los niños llegaban con un peluche, exclusivamente, de Juanin, productor del noticiario, incluyendo un pequeño club de fans de niños de 7 años que se reconocían por una camisa amarilla con el logo del programa. Incluso, había ocasiones en que los peluches y los títeres que llevaban en la mano eran hechos por ellos mismos, cómo era el caso de una niña que había hecho con pedazos de tela a Tulio Triviño.

De un momento a otro el público que entraba era diferente, ya no eran más menores de edad, sino, jóvenes de 20 años para adelante que seguro fueron fanáticos del programa desde su primera temporada en 2005, incluso, se veían más emocionados que el público que ya estaba tomando sus lugares en el Teatro Metropólitan. A comparación de los niños ellos lo único que traían eran camisetas con referencias a las canciones interpretadas en 31 minutos.

Cerca de la 1:00 pm nos permitieron pasar, al bloque de prensa, informándonos cuál era nuestro lugar. A mi costado se encontraba una pequeña familia con tres integrantes y atrás una pareja con un bebé de 2 años que apenas reconocía que estaba sucediendo en el lugar.

Dando la primera llamada el público se comenzó a emocionar ya que era la voz de Policarpo quien las daba.
El público se fue llenando más rápido de lo que creí, para el tiempo que hay entre la segunda y tercera llamada observas mínimos lugares vacíos así que la cafetería comenzó a ofrecer sus productos; café, helado, palomitas, refresco, dulces, etc.

Cuando se dio la primera llamada y el lugar se oscureció casi en su totalidad se podía percibir, como si fuera algo tangible, la emoción del público, pero en especial del público mayor. Se encendieron las luces y dando la bienvenida aparecieron los huérfanos sin zapatos a los cuales se les daría un concierto. En ese momento entro Juanin, Tulio y su mayordomo Zombie planteándose que Tulio no quería hacer la presentación y la única forma de que lo hiciera fue con la idea de cambiarla a una ceremonia de reconocimiento hacia el conductor de noticias del programa chileno.

Como en toda ceremonia de reconocimiento a una figura pública es necesario que hubiera un encuentro con alguien de su pasado y así fue, siendo seleccionada la exnovia de Tulio Triviño, Cyndi Miraflores, para ese honor. Todo iba de maravilla hasta que se entero Tulio y quedó pasmado de la noticia sin que nadie lo pudiera hacer reaccionar para su ceremonia.

La primera canción del espectáculo fue “Ratoncitos” interpretada con música en vivo por los músicos originales de la producción, coordinada de una forma excelente con los personajes que estaban participando Juanin, Juan Carlos Bodoque, Mario Hugo y por su puesto Tulio que seguía estando plasmado por la noticia que le habían dicho.

Después de un pequeño corte de luz la canción de “Doggy Styles” hizo cantar a más de uno repitiendo de memoria los nombres de todos los perros de Mario Hugo. Se podría de ciencias que el inicio de la presentación estaba dando buenas críticas.

Drácula Calígula” no logró conectar tanto con el público como la canción pasada, pero esa emoción se recuperó al estar en escena nuevamente los personajes principales como Juan Carlos Bodoque que trato de hacer reaccionar a Tulio por medio de shocks eléctricos, sólo que estos no dieron resultado provocando que volvieran fuera de escena.

Una decepción, al menos para mí, fue que en el programa estaba contemplada la canción “nunca un 7 me voy a sacar” pero en el show no la cantaron pasando en seguida a la canción “Mundo interior” y “castillo de banca arena” que hizo que muchos la cantarán con nostalgia.

Con los preparativos de la ceremonia tenían que organizar una gran sorpresa como una escultura perfecta que lo único que le faltaba era una corbata y está estaba a cargo de el Magito Explosivo, que como era de esperarse hizo volar en mil pedazos la escultura de Tulio.

Señora interesante” coreada por más mujeres que hombres se escuchaba genial el un recito como lo es el Metropolitan y con la canción “Diente blanco” la pareja que estaba atrás de mí se emocionó tanto que por un minuto pensé que habían olvidado a su hijo que estaba concentrado en las luces del escenario.

El acto 5 sucedió sin ningún percance, las canciones “objeción denegada” y “son pololos” tuvieron gran éxito y más de una vez se podía escuchar la voz de los padres diciéndoles a los niños que personajes eran para que ellos lo reconocieran y ni hablar del siguiente acto “pepelota” tomo gran importancia en el teatro, pero fue rebasada por el ánimo de “equilibrio espiritual” siendo casi gritada por parte del padre de familia que estaba tras de mí y que por suerte ya no estaba cargando a su hijo porque sino hubiera quedado sordo.

Se acercaba el momento en el que Tulio se encontrara con Cindy y él seguía petrificado así que al entrar en escena la exnovia de Tulio no dudo de que un beso lo regresaría a la normalidad, pasaron unos segundos pero no sucedió nada así que nuestra adorada amiga rosada se fue tristemente. Ya fuera de escena Tulio despertó confesando que estaba fingiendo todo el tiempo porque si se encontraba con su exnovia tendría que pagar la cuenta carísima de 3 jugos que consumió en el restaurant donde la dejó plantada.

Bailando y festejando que no tendría que pagar la cuenta no notó que Cindy lo estaba viendo y ella ofendida le dijo que no le importaba que él no pagara la cuenta pero a quién sí era el dueño del restaurant, El gran dragón chino, que apareció y persiguió a nuestros personajes favoritos hasta dejarlos fuera de la vista.

Las últimas canciones fueron las más representativas del programa como “mi muñeca me habló” y “baila sin César” logrando esta última que todo el teatro se pagará a bailar y cantar con los músicos que en un momento ya estaban en las filas conviviendo con el público, sin duda era una fiesta en el Metropólitan.

Terminada la canción se apagaron las luces y los músicos salieron, todos pensaron que ya había terminado el show así que comenzaron a gritar “otra, otra, otra”, lograron su cometido y volvieron los músicos para interpretar una de las canciones favoritas “el dinosaurio Anatleto” siendo está canción la más ovacionado al cambiar su estrofa:

Por eso un buen día me vine a vivir al campo para cambiarlo a: por eso un buen día me vine a ser chilango a cambiar la fama por amigos de verdad.

El público grito de felicidad por ese cambio y siguieron los últimos minutos con “arwrarwrirwrarwro” a cargo de su mayordomo Zombie y no podía faltar “yo nunca ví televisión” siendo el tema principal del programa e invocando a todos los personajes en escena para cantarla con el público.

Al terminar los músicos agradecieron la presencia de todos y lanzaron papelitos de colores para marcar el final de la presentación de 31 minutos. Se prendieron las luces y las personas comenzaron a salir del recinto comentando que les había gustado y que no, siendo la más concurrida la ausencia de Calcetín con rombosman y la poca participación del personaje favorito de los niños de 31 minutos ¿sabes de quién hablo?

Afuera del Metropólitan se escuchaba con más fuerza los vendedores que ahora habían integrado a su mercancía cuadernos y almohadas de 31 minutos que rondaba en 100 a 200 pesos.

La presentación fue un éxito, se esperaba el mismo resultado de la función de las 4:00 pm y una llena de personas en la presentación del próximo 10 de noviembre en la FILIJ.

Si quieres ver todo el material de la presentación te invitamos a ver los enlaces en vivo en la plataforma de Facebook de Rolando Radio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s